RESOLVEMOS TUS DUDAS.

La videovigilancia consiste en instalar cámaras de vídeo que son grabadas en un grabador digital y que pueden ser vistas en un monitor central. Los sistemas de videovigilancia son muy sencillos de utilizar ya que se manejan de forma similar a un vídeo doméstico.

Un sistema de videovigilancia sirve para muchas cosas, por ejemplo permite grabar las imagenes de las cámaras mientras no estamos, también permite ver en tiempo real lo que está haciendo cada uno, controlar las diferentes dependencias y rincones sin tener que movernos y tener una visión global de todas nuestras instalaciones.

Las cámaras de videovigilancia además también tienen efecto disuasorio contra los robos y el vandalismo. En el caso de los robos funciona tanto con los clientes externos, como con los propios empleados tal y como lo demuestran los estudios de seguridad en el comercio realizado por la universidad de Florida en 2005, en el que se detalla que el 47% de las perdidas por robo en los comercios proceden de los propios empleados.

La gran ventaja de tener grabaciones disponible de todo lo que sucede, es que no tenemos que estar fisicamente presente para poder ver las cosas. Cada vez que ocurre algún incidente, podemos revisar las grabaciones para comprobar por nosotros mismos que ha ocurrido. Los grabadores digitales suelen ser de 4, 8 o 16 cámaras por lo que podemos ver en una sola pantalla hasta 16 cámaras de forma simultanea.

Actualmente la videovigilancia está migrando a digital, esto quiere decir que las cámaras de CCTV convencionales analógicas por cable coaxial, cada vez más se están sustituyendo por cámaras IP. Las cámaras ip actualmente disponen de resoluciones muy superiores a las analógicas y las tecnologías de cable que utilizan, como por ejemplo la alimentación por POE (la cámara recibe los datos y la alimentación por un solo cable de red UTP), hacen que el futuro de la videovigilancia con total seguridad avance en este sentido.

La pregunta que muchos de nuestros clientes se hacen es: ¿Merece la pena tener una alarma conectada a una central receptora de alarma (C.R.A.) y estar pagando de por vida? Dependerá del perfil del cliente, pero, nuestra recomendación es que ¡SÍ!, de este modo siempre tendremos un grado de seguridad mayor que no estando conectado. Por otra parte normalmente nuestro perfil de cliente no requiere de una conexión con permanencia, es decir que pueden estar conectados pagando la cuota pero darse de baja cuando lo deseen, últimamente se están barajando posibilidades de hacer conexiones por tiempo, o sea el cliente compra un paquete de tiempo y conecta cuando desea, por ejemplo cuando se va de vacaciones, esta práctica es habitual en otros países como en Estados Unidos, y esta comenzando a barajarse la posibilidad de usar este modelo de servicio en España.

El hecho de conectar a CRA implica que un equipo especialista está al otro lado recibiendo las alertas y en muchos casos validando si las mismas se pueden considerar alarmas o no, más teniendo en cuenta como está la normativa vigente a la hora de de hacer los avisos a las fuerzas de seguridad del estado. La orden ministerial INT-316-2011 endureció las condiciones que se tienen que dar para considerar una alarma válida y establece sanciones para las falsas alertas continuadas.

Por este motivo, desde hace algún tiempo, se están introduciendo las alarmas con videoverificación. La videoverificación (imágenes que captan los sensores equipados con minicámaras en el momento de la alarma) son pruebas inequívocas de que la alerta es real, y por tanto ya valen para hacer la llamada a la policía. Llegados a este punto, la alarma la puede dar el personal de la central receptora o el mismo usuario. Las alarmas modernas pueden ser gestionadas vía smartphone a la vez que envían avisos a uno o diversos móviles cuando se detecta una alarma.

No dejaremos de recordar siempre, que hay mucho mercado paralelo con el tema de las alarmas. Antes de comprar un equipo o escoger proveedor, es recomendable asegurarse de que el equipo cumple con todas las certificaciones apropiadas para cada caso, grado 2 para generalistas y grado 3 para casos concretos como gasolineras, joyerías o farmacias y por supuesto que la instalación y programación de la misma sea realizada por personal especializado. Su seguridad no puede ser tratada por cualquiera.

SEGURICAN, es asociada de GRUPO ON SEGURIDAD, central receptora de alarmas con un alto rendimiento en cuanto calidad de servicio y seguridad, ya que esta formada por personal cualificado y cuenta con las más modernas tecnologías, ofrece un servicio impecable las 24H los 365 días del año, nuestros clientes así lo corroboran. GRUPO ON SEGURIDAD está  inscrita en el Registro de Empresas de Seguridad de la Dirección General de la Policía con el número 3844. 

Más información en www.seguridadon.es

Según la normativa actual los sistemas de alarma se dividen en 4 grados de certificación necesarios:

GRADO 1: Cualquier sistema de alarma en establecimientos o viviendas que NO vallan conectados a central receptora de alarmas, los cuales simplemente hagan llamadas directamente a los propietarios. Evidentemente el grado de seguridad de estas es bastante inferior, ya que no dispone de un servicio profesional donde personal cualificado vela 24H por procesar correctamente estas alarmas.

GRADO 2: Todos los sistemas de alarma instaladas en establecimientos NO obligados o viviendas pero SI dispongan de conexión a CRA por propio interés del usuario. Estos sistemas deben pasar una serie de homologaciones en Laboratorio Europeo según la Norma UNE EN-50131, esta norma establece una serie de características que deben cumplir los sistemas para poder ser conectados a CRA, como por ejemplo que todos los componentes del sistema de alarma dispongan de tamper. Pueden ser cableadas o vía radio.

GRADO 3: Es el grado de certificación que deben cumplir los dispositivos que se instalarán en los establecimientos Obligados, tales como bancos, gasolineras, joyerías, administraciones de lotería, etc. Sólo pueden ser sistemas cableados.

GRADO 4: Es el grado más alto que deben cumplir los sistemas de seguridad y son necesarios para establecimientos obligados de alta seguridad como por ejemplo instalaciones militares.

No todas las marcas disponen de las certificaciones necesarias para ser instaladas en nuestro país, SEGURICAN, trabaja con múltiples fabricantes de primera línea y con la mejor relación calidad precio, para poder encontrar siempre el sistema que mejor se adapte a sus necesidades.